Inicio

aguiluchos

AGUILUCHOS WEB

Proyecto Sudán

Augustine

Sudán, cuyo nombre oficial es República del Sudán, coloquialmente llamado Sudán del Norte (en contraposición a Sudán del Sur), está situado en el noreste de África. En su territorio se puede encontrar desde clima tropical en el sur hasta grandes desiertos en el norte. Tras la escisión del Sudán del Sur, la superficie del país se redujo un 25 % hasta aproximadamente 1.860.000 km2, siendo el tercer país más grande del continente.

En Jartum, la capital situada aproximadamente en la mitad del país, se unen el Nilo Blanco que viene de Uganda con el Nilo Azul, de aguas más oscuras, que viene de Etiopía. El Nilo, columna vertebral del país, lo atraviesa hasta la frontera del norte con Egipto.

Mapa de Sudán

Su población es una combinación de africanos indígenas de lengua nilo-sahariana y descendientes de emigrantes de la península arábiga. Debido a un proceso de arabización, común al resto del mundo musulmán, hoy en día la cultura árabe predomina en Sudán y la mayoría de la población profesa el Islam.

Después de obtener su independencia a mediados del siglo XX, Sudán sufrió diecisiete años de guerra durante la Primera Guerra Civil Sudanesa (1955-1972), seguido de conflictos étnicos, religiosos y económicos entre la población del norte árabe-musulmana y la población del sur animista, nilótica-cristiana y negra que desembocaron en la Segunda Guerra Civil Sudanesa (1983-2005) en la que murieron más de dos millones de personas.

Debido al continuo desequilibrio político y militar, se llevó a cabo un golpe de estado en el año 1989 encabezado por el entonces brigadier Omar Hassan Ahmad al-Bashir, quien terminó autoproclamándose, en 1993, Presidente de Sudán puesto que actualmente (noviembre 2017) sigue ocupando. La segunda guerra civil terminó tras la firma, en 2005, del Acuerdo General de Paz que supuso la redacción de una nueva constitución y le dio autonomía a lo que en aquel momento era la región sur del país. En un referéndum supervisado por la ONU y llevado a cabo en enero de 2011, dicha región obtuvo los votos necesarios para independizarse por lo que el 9 de julio de 2011 efectivamente lo hizo, pasando a denominarse República de Sudán del Sur. Desde entonces, sin embargo, ha continuado habiendo un violento conflicto en Darfur, mantenido por milicias paramilitares árabes presuntamente apoyadas por el gobierno de Jartum, que ha resultado en un número de muertes disputado, para el cual las cifras varían desde los “miles de muertos” hasta las 400,000 muertes.

La Corte Penal Internacional de la Haya ordenó en marzo de 2009 el arresto de Omar al-Bashir por crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en Darfur convirtiéndose así al-Bashir en el primer Jefe de Estado acusado de un crimen por la Corte Penal Internacional.

Aunque oficialmente es una República federal democrática representativa presidencialista, la política sudanesa es internacionalmente considerada por muchos como un sistema autoritario debido al control que el Partido del Congreso Nacional ejerce sobre todos los poderes del estado. Además, la aplicación de la Sharía o Ley Islámica como fundamento de las leyes aprobadas por el régimen supone la exclusión de las mujeres de ñla escena pública y la represión de las minorías religiosas en el país.

Según el Informe sobre el Desarrollo Humano 2015 del PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo), Sudán, con un Índice de Desarrollo Humano, que mide conceptos tan importantes como la longevidad y la salud, los conocimientos y los niveles de dignidad en la vida de sus habitantes es 0,479, ocupando el puesto número 176 de un total de 188 países, mientras que España ocupa el lugar 26. El número de desplazados internos es de más de 3.000.000 de personas, siendo el tercer pañis del mundo con más desplazados.

La masificación existente debido al crecimiento poblacional desordenado, junto a la desestructuración familiar causada por la migración forzada por las situaciones de guerra y la precariedad económica, hace que las condiciones que garantizan la dignidad del ser humano no estén, ni de lejos, cubiertas, agravándose en aquellos colectivos más vulnerables: las mujeres y los niños.

Si quieres colaborar económicamente en la financiación de nuestros proyectos puedes hacer tus aportaciones a la siguiente cuenta indicando “Proyecto Sudán” en la transacción.

Grup de Cooperació Aguiluchos
BBVA
ES11-0182-1022-48-0201653086

Dispensario médico

Proyecto Biblioteca por la Diversidad

Uno de los factores fundamentales en los continuos conflictos bélicos en Sudán es la tensión entre la imposición de la cultura árabe dominante por parte de la élite en el poder, y el deseo de los pueblos de las periferias del país de mantener la propia cultura. Por tanto, no habrá paz hasta que no se camine hacia la construcción de una identidad nacional que integre la diversidad cultural.

El objetivo del proyecto es crear un espacio para promover el estudio y la reflexión local sobre la integración de la diversidad cultural y la educación en la interculturalidad en el Comboni College Khartoum (CCK), un complejo educativo situado en el centro de Jartum que acoje a 1.850 alumnos de entre 6 y 20 años y profesores que pertenecían a los bandos enfrentados: sureños y norteños, árabes, dinkas, Nuer, Nuba, refugiados eritreos, desplazados darfuríes y nuba, cristianos y musulmanes.

Edificación

Proyecto Biblioteca por la Diversidad

Problemática

Sudán ha sufrido dos guerras civiles (1955-1972 y 1983-2005) que han enfrentado al norte del país, donde predomina la cultura árabe, con el sur, donde habitan diversas etnias africanas. Estos dos conflictos bélicos se han cobrado 2,5 millones de víctimas y han causado el éxodo de 4 millones de sureños.

El 9 de enero del 2005 el presidente de la Republica de Sudán, Omar El-Bashir, y el líder del ejército sureño (SPLA), John Garang, firmaron un acuerdo de paz que incluía la celebración de un referéndum que daba al Sur la posibilidad de independizarse. El 9 de julio del 2011, como consecuencia de este proceso, nacía la República de Sudán del Sur.

Pero esta independencia no ha traído la ansiada paz a Sudán. Continúan activos diversos conflictos entre el poder central, ocupado por grupos que se identifican con la cultura árabe, y las regiones periféricas, habitadas por etnias de diversas culturas. El conflicto en Darfur, al oeste del país, se ha cobrado más de medio millón de vidas desde el 2005. Los conflictos bélicos en la región de los Montes Nuba, al suroeste del país, y el Estado del Nilo Azul al sureste, estallaron en el 2011.

Mujeres de Sudán

Objetivo

El objetivo del proyecto es crear un espacio para promover el estudio y la reflexión local sobre la integración de la diversidad cultural y la educación en la interculturalidad.

El Proyecto

El Comboni College Khartoum (CCK) es un complejo educativo situado en el centro de Jartum que consta de una escuela de primaria, una escuela de secundaria y un centro de educación universitaria. Fue fundado en 1929 por los Misioneros Combonianos. Desde 1945, incluso durante los tensos años de las dos guerras civiles, CCK acogió, y todavía acoge, a estudiantes y profesores que pertenecían a los bandos enfrentados: sureños y norteños, árabes, dinkas, Nuer, Nuba, refugiados eritreos, desplazados darfuríes y nuba, cristianos y musulmanes, … El complejo educativo, por tanto, tiene una larga historia de educación al respeto y estima de la diversidad como un tesoro que enriquece al país.

La presencia de los Misioneros Combonianos en Sudán se remonta al siglo XIX, pero es sobre todo a partir de inicios del XX cuando algunos de ellos iniciaron los primeros estudios sobre las diversas etnias presentes en el país: su literatura oral, su música, sus tradiciones, sus valores, … La mayor parte de estos trabajos se encuentran en la Casa Provincial de la citada congregación en Jartum Norte y no es accesible al público.

En el 2011, la casa donde habitaban los misioneros que trabajaban en las tres secciones del complejo educativo corría peligro de derrumbamiento. Por ese motivo se decidió construir un nuevo edificio que albergaría un espacio para sala de conferencias, sala de lectura y biblioteca con los libros antes citados relacionados con el estudio de las culturas locales, las características del Islam sudanés y su historia, la historia del cristianismo en Sudán y el diálogo interreligioso. De este modo, se ponen a disposición de estudiantes, profesores y estudiosos locales. En diciembre del 2013, finalmente se completó la construcción del edificio.

El proyecto consiste en el equipamiento de este espacio cultural y el apoyo a sus actividades.

Proyecto captación Máquinas de coser

Beneficiarios

Beneficiarios Directos

En estos momentos los estudiantes de la escuela de primaria del CCK son 750, los de la de secundaria son 450 y los del Centro Universitario (Comboni College of Science and Technology) son 650 en los programas universitarios más los más de 1000 que frecuentan los diversos cursos breves. A pesar de su ubicación en este complejo educativo, la biblioteca y sus actividades estarán abiertas a estudiantes, profesores e investigadores de las otras instituciones educativas de la ciudad.

Opositores

Debido a lo arraigado que está el CCK en la sociedad de la ciudad no identificamos que la puesta en marcha de una biblioteca abierta a todas las culturas y religiones y encaminada a facilitar el proceso de integración entre personas pueda levantar recelos en la comunidad árabe islámica que habita en la zona.

CONTRAPARTE

El padre Jorge Naranjo, misionero Comboniano y Administrador del Comboni College Khartoum, nuestra contraparte, es el responsable de ejecutar, gestionar y supervisar el proyecto de cooperación que el Grup de Cooperació Aguiluchos tiene en Jartum.

Este complejo educativo abierto a todas las culturas y religiones acoge regularmente a 1.850 niños y jóvenes impartiendo educación primaria a 750 niños con edades de entre 6 a 13 años, educación secundaria a 450 adolescentes de entre 14 y 16 años y formación universitaria a 650 jóvenes mayores de 17 años.